Menu Tumedico

Publicaciones de Medicos
expresate publicaciones medicas


Alimentación balanceada y actividad física son clave para una vida normal pese a problemas del corazón en niños.

Blinde los corazoncitos del futuro

 
El corazón de un niño es el tesoro que más deben proteger las familias, aún si naciera con algún problema congénito. Si usted desea blindar esos corazoncitos, el secreto está en una alimentación balanceada, ya sea para que tengan una buena calidad de vida o para evitar que desarrollen problemas cardíacos.

La Revista The Lancet investigó cómo se organizan las familias ante la llegada de corazones enfermos. En su ejemplar de mayo de 2013 publicaron una investigación realizada en New Jersey (Estados Unidos), donde un grupo de médicos quería determinar las causas por las que algunos menores con problemas del corazón crecían a menor ritmo que otros niños sanos. La culpa no era del defecto cardiaco sino de lo que no comían o comían en exceso.

Los investigadores revelaron que la mayoría de los padres de familia tienden a restringirles alimentos y a hacerlos más sedentarios, según ellos para evitar que ganaran peso o se ejercitaran demás. Eso llevó a la conclusión de que si el temor es la obesidad, se debe profundizar en la causa que verdaderamente la desarrolla, que es el desequilibrio entre las calorías consumidas y las gastadas.

Las verdaderas herramientas a su favor.
Los expertos coinciden en que "es entendible que los padres de familia tiendan a sobreproteger a estos niños, pero si realmente quieren cuidarlos lo que deben hacer es dejarse guiar por los consejos de los expertos como los pediatras, cardiólogos y nutricionistas. El segundo paso es garantizarles una alimentación balanceada, en la que se incluyan todos los grupos de nutrientes y combinarlo con una actividad física de acuerdo a su edad y capacidades".

Cada alimento va a aportarle una cantidad de energía suficiente para que se mantengan activos y sanos y puedan crecer. El hecho de que algunos niños tengan problemas en su corazón no es sinónimo de que deban eliminar por completo algunos alimentos, solo consumirlos con moderación.

"No hay evidencia científica que asegure que un alimento por sí mismo es el causante de la obesidad o de empeorar un mal cardíaco. Si la dieta está balanceada, sería erróneo hablar de alimentos bueno o malos", explican los autores del estudio.

¿Cómo estamos en Venezuela?
El Anuario Sanitario 2013 elaborado por la Organización Mundial de Salud (OMS) recalca que en Venezuela el porcentaje de niños, menores de 5 años, con sobrepeso es de 6.4%.

Esta es una tendencia que viene en aumento desde 1980. A la fecha, se estima que 40 millones de niños menores de 5 años viven con obesidad, pese a que sus padres pudieron prevenirla con una mejor alimentación y actividad física. Por esta condición, la mayoría de ellos son candidatos a desarrollar problemas cardíacos en el futuro.

Actualmente fallecen aproximadamente 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad. Además, el 44% de diabetes, el 23% de cardiopatías y entre el 7% y el 41% de algunos cánceres que son atribuibles al sobrepeso y la obesidad, como el de estómago, hígado y tiroides.

Usted como padre de familia tiene el poder para prevenir que sus hijos engrosen estas estadísticas, blinde sus corazoncitos con alimentación balanceada y actividad física diaria.

Publicado el: 18 de Octubre del 2013




/