Menu Tumedico

Publicaciones de Medicos
expresate publicaciones medicas


Belleza y ortodoncia a traves del tiempo

 
La estética siempre ha jugado un rol importante en todas las sociedades. Desde el hombre primitivo hasta el hombre moderno, la belleza siempre ha sido influyente en el comportamiento humano.

La belleza, no es sólo un estándar, sino es en esencia, un indicador de salud y un marcador de la selección humana de la combinación de genes perfecta para la obtención de seres más aptos a través de la reproducción humana.

Leonardo da Vinci, el mayor exponente del Renacimiento, estudió la belleza humana, también empleó las proporciones divinas y retomó los análisis hechos por Vitruvio Polion en cuanto a la sección áurea. Da Vinci se inspiró en los estudios hechos por Vitruvio acerca de las proporciones humanas para hacer el famoso dibujo que se encuentra en la Galería de la Academia en Venecia y se titular "El hombre vitruviano".

Robert Ricketts, padre de la ortodoncia moderna hizo estudios de las proporciones áureas en el rostro humano y determinó la importancia de las mismas en la percepción de la belleza y el papel que esto desempeñaba en la aplicación de un tratamiento ortodóntico.

Para el siglo XIX ya existían los primeros estudios de belleza y estética facial Norman Kingsley, nacido en 1829 en Nueva York, fue uno de los pioneros de la ortopedia dentofacial. En su libro "A Treatise on Oral Deformities as Branch of Mechanical surgery" (1880), incluyó un capítulo de estética en odontología. Al ser él mismo un artista consumado, expresa su reverencia por el canon antiguo de la época IV a.C en Roma, donde cita a Apolo de Belvedere como estándar de belleza masculina y a la cabeza de la diosa griega Medusa como "la más notable cabeza femenina".

Edward Hartley Angle, el padre de la ortodoncia, a principios de siglo XX, hizo asociaciones entre los iconos de belleza facial de la Roma Antigua y su noción de correcta oclusión y que para esto era necesaria la cantidad completa de dientes, sostuvo vehementemente su prejuicio contra la extracción de dientes. Sin embargo, en la práctica Angle, rara vez o nunca podría obtener el perfil facial inferior plano, casi cóncavo del Apolo de Belvedere, ya que al oponerse a la extracción de dientes debía, usualmente, expandir los arcos dentarios para conseguir alineación. Como resultado obtenía perfiles convexos.

Calvin Case, eminente ortodoncista de Chicago y contemporáneo de Angle, era un progresista y líder en proponer el pluralismo en la estética facial. En 1921, defendió que "el estándar de belleza no debe quedar confinado a una idea fija de perfil facial del arte clásico, sino que puede ser adaptado a los diferentes tipos de fisonomía".

En 1944, Charles Tweed, discípulo de Angle, abandonó el dogma de la "no extracción" y obtuvo excelentes resultados en tratamientos de no extracciones, modificó la ecuación diagnóstica de Angle de la estética facial, y diseñó nuevos estándares cefalométricos.

La ortodoncia es una rama de la odontología que busca restaurar las funciones del sistema estomatognático y junto con ello conseguir perfiles más estéticos. Si bien es conocido que las proporciones faciales más simétricas son siempre más atractivas para el ojo humano y por lo tanto esto juega un papel importante no sólo en la selección natural de la raza humana, sino que también en el desempeño psicosocial del individuo y su autoaceptación.

Maloclusión y belleza
Angle (1912), fue el primero en definir un estándar de lo "ideal", cuando afirmó que los perfiles Clase I, de "caras cortas" eran más atractivos y que los de "caras largas y con mordida abierta" eran los menos atractivos.

En la actualidad el rostro es un exponente de la vida moderna, donde los valores socioculturales más cotizados hoy en día son, según Rodríguez (2000):

- Perpetuar la juventud
- Gozar de salud óptima
- Poseer atractivo sexual
- Disfrutar de bienestar psicológico
- Ostentar esbeltez corporal

En las mujeres han variado los conceptos de belleza a través de la evolución sociocultural (Fuente: Rodríguez, Barbeira 2000):

Valor sociocultural > Imagen contemporánea facial
Salud > Dentadura perfecta
Juventud > Labios prominentes
Vigor > Mandíbula marcada y bien definida
Sensualidad > Labios entreabiertos
Bienestar personal > Sonrisa amplia
Esbeltez > Relieve óseo facial


Por, otro lado en los hombres los rasgos socioculturales que definen su carácter siguen siendo los mismos a lo largo de la historia (Fuente: Rodríguez, Barbeira 2000):

Valor sociocultural > Imagen contemporánea facial
Salud > Dentadura perfecta
Liderazgo > Labios prominentes
Vigor > Mandíbula marcada y bien definida
Agresividad > Rostro cuadrado
Bienestar personal > Mentón prominente
Masculinidad > Relieve óseo facial


El tamaño corporal del varón generalmente tiende a ser mayor que el femenino. Esto exige por ejemplo una vía respiratoria mayor, comenzando por la nariz y nasofaringe, en consecuencia el tamaño y configuración nasal es una diferencia sexual principal y esto a su vez produce cambios colaterales en otras estructuras topográficas de la cara.

Los rostros masculinos considerados atractivos por el ojo humano, son aquellos de ángulos acentuados, rasgos marcados, mandíbula prominente, una sonrisa dental (sin casi exposición de encía). La nariz masculina mas protuberante provoca una frente en posición más protrusiva, siendo la misma más inclinada, en contraste con la femenina más bulbosa y vertical. Los arcos ciliares del varón son más protrusivos. Mientras que los rostros femeninos más aceptados tienden a ser más redondeados y cortos, ojos grandes, nariz pequeña, frente amplia y mentón pequeño casi retrognático (hacia atrás) evocando rasgos infantiles.

Estos cambios se comienzan a notar a medida que el individuo se desarrolla y crece. Generalmente los rasgos faciales vinculados al sexo, comienzan a manifestarse casi en el momento de la pubertad, y este fenómeno de maduración de estructuras faciales continua activo durante la adolescencia y hasta comenzar la edad adulta. Este es un elemento que debe considerar el Ortodoncista y Cirujano Maxilofacial en la planeación de la terapéutica.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

BERNABÉ, Eduardo. Influence of Anterior Oclussal Characteristics on Self-Percived Dental Appearance in Young Adults. Angle Orthodontics.2007 ; 77: 831-837
BURSTONE CJ. The tegumental contour and extension patterns. Angle Othodontics 1959; 45: 481-507
GUIDDON D. Aplicaciones ortodónticas de estudios psicológicos y de percepción de estética facial. Seminarios de Ortodoncia. Vol 1, Num. 2 1995
NANDA RS, Meng H, Kapila S. Analysis of soft tissues facial profile in white males. Angle Othodontics 1990; 60: 177-190

Búsquedas en internet:
www.monografías.com
www.sciielo.com
www.psicoactiva.com

Autora: Dra. María Aguirre H
Publicado el: 27 de Octubre del 2011

María Dubraska Aguirre Hernández
Autor:
María Dubraska Aguirre Hernández
Especialidad:
Odontología



/