Menu Tumedico

Publicaciones de Medicos
expresate publicaciones medicas


Descubra las clases de dolor que pueden afectar su cuerpo

 
Cuando se habla de dolor debe romperse el mito de que sólo existe un tipo, por el contrario, existen varias maneras de clasificarlo dependiendo de los mecanismos que lo causen y su evolución en el tiempo; por esta razón cada uno de ellos implica un tratamiento diferente.

En condiciones normales esta experiencia funciona como un sistema de protección para el cuerpo, ya que alerta cuando la persona sufre algún daño o lesión. La Dra. Ariadna Rodríguez, Directora Médica de Pfizer Venezuela, explicó que: "En la actualidad el dolor se considera como un quinto signo vital, puesto que al evaluar a cualquier paciente, además de tomar su tensión o temperatura, también se revisa si presenta este síntoma, ya que es un indicador importante sobre el estado general de la persona".

El dolor puede dividirse en tres tipos según el mecanismo que lo produzca: el nociceptivo, el neuropático y el coexistente. El primero se define como aquel que se produce por el estímulo de los receptores del mismo, llamados nociceptores; es decir, una lesión produce daño al organismo activándolos y, posteriormente, estos envían la información hasta el sistema nervioso central en donde es percibido como dolor. A su vez este puede clasificarse como agudo ? cuando su duración es menor a 3 meses - y crónico cuando se prolonga en el tiempo.

El dolor nociceptivo puede ser considerado como fisiológico, según la Dra. Rodríguez: "este es un medio de protección que tiene el cuerpo, sin dolor nociceptivo podríamos morir porque no nos daríamos cuenta cuándo nos hacemos daño, nos quemamos o nos fracturamos". Sin embargo, cuando este se vuelve crónico, es decir, se prolonga en el tiempo, debe acudirse al médico para determinar la causa y administrar el tratamiento necesario.

El dolor de tipo neuropático se produce por una disfunción o lesión del sistema nervioso sensorial, tanto periférico como central; lo que significa que las mismas vías nerviosas afectadas, de manera espontánea empiezan a mandar estímulos o información dolorosa de forma errática. Este dolor es una condición patológica y tiende a sostenerse en el tiempo, teniendo como síntomas ardor, hormigueo y en algunos casos alodinia, que es cuando un estímulo no doloroso ocasiona dolor; e hiperalgesia, que se produce cuando se da una respuesta dolorosa exagerada a un estímulo doloroso. En relación al dolor por coexistencia, se presenta cuando conviven el nociceptivo y el neuropático en el organismo de un individuo.

La especialista comentó que aunque la fibromialgia no pertenece a ninguno de estos tipos de dolor, tiene mayor similitud con el neuropático, ya que estos pacientes también presentan muchos de los síntomas antes mencionados. Según la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP), esta enfermedad es causada por una disfunción del sistema nervioso central, por esta razón los pacientes responden de manera exagerada ante estímulos dolorosos o no dolorosos.

La complejidad de estos casos ocasiona que el diagnóstico sea difícil, porque los pacientes presentan dolores en diversos lugares donde no necesariamente se encuentra una lesión. De igual forma, pueden sufrir de trastornos en el sueño, cambios de humor y afectar otros órganos; llegando a presentar cuadros clínicos como migraña, síndrome de colon irritable, vejiga hiperactiva, entre otros.

Tratamiento para cada tipo
Los tratamientos para el dolor nociceptivo y el neuropático deben ser diferentes, ya que el mecanismo fisiopatológico que los produce no es el mismo, y en cada caso se deben evaluar las causas y la clase de daño.

Explicó la Dra. Rodríguez, que el nociceptivo se produce por unas sustancias liberadas que generan dolor e inflamación, y pueden ser combatidas con analgésicos comunes como el acetaminofén, así como los AINEs porque frenan el proceso e inhiben la producción de estas sustancias (Ej:prostaglandinas). A diferencia del neuropático, que es producido por una disfunción del organismo, por lo que deben aplicarse neuromoduladores que devuelvan el equilibrio en el funcionamiento del sistema nervioso central, como el caso de los anticonvulsivantes encargados de inhibir la acción de las neuronas hiperexcitadas que envían señales sin control liberando sustancias exitatorias (Ej:glutamato). Pfizer Venezuela, siempre en busca de ofrecer nuevas alternativas y soluciones a los venezolanos, cuenta con un amplio portafolio para tratar el dolor, desde analgésicos anti-inflamatorios no esteroideos, hasta neuromoduladores. En la actualidad su línea de investigación en dolor se está enfocando principalmente en la parte de inflamación, así como la neuromodulación. Para finalizar, la Dra. Rodríguez añadió que el personal de salud debe mantenerse actualizado y educarse sobre el área, para así conocer los nuevos tratamientos que existen para ayudar a los pacientes. También recalcó que es importante realizar un buen diagnóstico de la dolencia que presenta el individuo, de manera que el especialista pueda determinar con certeza el tratamiento adecuado.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
- Entrevista realizada a la Dra. Ariadna Rodríguez, octubre de 2012

Pfizer trabajando juntos por un mundo más saludable Fundada en 1849, Pfizer es una de las principales compañías biofarmacéuticas del mundo que tiene nuevos enfoques para mejorar la salud. Descubrimos, desarrollamos, manufacturamos y distribuimos medicamentos de calidad, seguros y efectivos para tratar y ayudar a prevenir enfermedades tanto en personas como animales. También nos asociamos con los profesionales de la salud, gobiernos y comunidades locales en todo el mundo para aumentar el acceso a nuestros medicamentos y proporcionar una mejor calidad en la atención y en los sistemas de salud.

Para mayor información:

Contacto Pfizer
Bettina Steinhold ? Pfizer Venezuela
bettina.steinhold@pfizer.com
Tel. 630.2617

Contacto Agencia
Shelma Salazar - Burson Marsteller
shelma.salazar@bm.com
Tel. 902.33.66 / 424.279.51.42
Publicado el: 16 de Noviembre del 2012




/