Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sexo

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Así funciona un grupo de ayuda para adictos al sexo

Así funciona un grupo de ayuda para adictos al sexo

Tras el reciente escándalo sexual del actor Kevin Spacey, se deja cada vez más en evidencia que esto es una adicción como cualquier otra y que puede afectar a cualquiera.

Este es un trastorno que afecta mayormente a los estadounidenses, no obstante, también está presente en otras latitudes como Argentina. Actualmente en el país sudamericano no existen clínicas que traten este tema, pero si se pueden conseguir grupos autogestionados que siguen la misma modalidad de Alcohólicos Anónimos, donde los adictos al sexo asisten a reuniones en el marco de un programa de 12 pasos.

«A diferencia de otros programas de ayuda, la adicción sexual tiene una connotación negativa, porque se la vincula directamente a casos de abuso. Pero muchos no saben que hay adictos sexuales que no tienen sexo. Es como con la comida, donde hay quienes se dan atracones y quienes no comen», explicaron los responsables de Sexo Adictos Anónimos (SAA), una comunidad que en el país existe hace más de veinte años.

La organización cuenta con programas donde quienes sienten que el sexo controla de forma negativa su vida, se encuentran de forma anónima y trabajan en grupos de 8 o 10 personas para solventar el problema. Asimismo, las personas que no puedan asistir a las reuniones, recurren a las sesiones vía Skype.

«Un gran número de adictos sexuales dice que el uso malsano del sexo ha sido un proceso progresivo. Puede que haya empezado con la adicción a la masturbación, la utilización de pornografía, o con una relación, pero con los años fue progresando hacia conductas cada vez más peligrosas», sostiene la comunidad en su web, donde se describen los 12 pasos que van desde admitir el problema hasta encontrar las herramientas para controlarlo, y las 12 tradiciones base del programa.

Lo que buscan es trabajar la compulsión sexual, para poder conectarse con el sexo desde un lado sano, para ello utilizan reuniones de dos horas (diarias, semanales, mensuales), y un sistema de acompañamiento de los coordinadores de las reuniones.

«A muchos les pasaba que tomaban alcohol y eso provocaba conductas sexuales compulsivas, consumo de pornografía o prostitución. La personalidad adictiva es una enfermedad emocional donde a la persona se le va la vida», manifestó Juan, que asiste a las reuniones hace diez años, donde llegó luego de muchas infidelidades en sus matrimonios, y situaciones violentas.

«Cuando el sexo hace daño a unos o a otros, es el principio de definición de adicción. Siempre y cuando estén dentro de la ley, en los encuentros no hay juicio de las conductas», añadió.

Para el médico psiquiatra Juan Eduardo Tesone «La adicción al sexo existe y puede considerarse una patología, un trastorno compulsivo que conduce a la persona a una búsqueda incesante de intercambio sexual, en cualquiera de sus modalidades, incluida el cibersexo», dice. Al mismo tiempo que concluye sugiriendo que si alguien comienza a notar conductas insanas en su vida sexual, acuda a algún especialista o este tipo de grupos antes de que el problema interfiera con su vida diaria.

Con información de Perfil










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com